Arraigo

arraigo
Según la nueva jurisprudencia del pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, que se publicó el 30 de mayo de 2014 en el Semanario Judicial de la Federación; los CONGRESOS LOCALES CARECEN DE COMPETENCIA PARA LEGISLAR SOBRE LA FIGURA DE ARRAIGO EN MATERIA PENAL; consideramos que no es un auténtico avance en la protección de los derechos humanos en México.
Lo anterior en base a que si bien es verdad que la Constitución Mexicana de 1917 tiene sus bases al principio POSITIVISTA, que en su parte dogmática principalmente fue creada para “otorgar” derechos (antes garantías individuales) a favor de los gobernados, y que solamente se localizan dos prohibiciones, a saber a) hacerse justicia por su propia mano y cierta prohibición de los extranjeros para adquirir bienes nacionales (artículos 17 y 27 constitucionales, respectivamente) y todos los demás preceptos constitucionales tienden a otorgar derechos; PERO POR NINGÚN MOTIVO UNA CONSTITUCIÓN CONTEMPORÁNEA DEBE TENDER A PROHIBIR O LIMITAR DERECHOS.
En su parte orgánica, la constitución tiene a regular la función de los órganos del Estado Mexicano, comúnmente llamada como principio de legalidad “…la autoridad solo puede hacer los que le permite la Ley…”
Lo anterior, considerando que según las reformas del 6 y 10 de junio de 2011 a los artículos 1, 103 y 107 constitucionales, abandona la el sistema positivista, para pasar al IUSNATURALISTA, donde la constitución deja de “otorgar” derechos a los gobernados, para reconocer que los derechos humanos al ser inherentes el ser humano, fueron creados incluso anterior al mismo Estado.
Por tanto, la reforma a diversos artículos de la constitución mexicana, publicada en el Diario Oficial de la Federación el 18 de junio de 2008, mediante la cual se ELEVA AL RANGO CONSTITUCIONAL LA FIGURA DEL ARRAIGO, rompió con el paradigma del espíritu protector de derechos humanos, tanto del principios positivista de 1917, como lo sigue haciendo ante el principio iusnaturalista retomado en las reformas del 6 y 10 de junio de 2013.
Ya que elevar y mantener a rango constitucional la FIGURA DEL ARRAIGO fue con el único fin de que los órganos de control de la constitución, ahora protectores de los derechos humanos, como lo son: el amparo, las controversias constitucionales, la acciones de constitucionalidad, etcétera, no pudieran declarar inconstitucional dicha figura del arraigo, pese a que contravienen el derecho humano a la seguridad jurídica, del que se desprenden los diversos derechos humanos al debido proceso, audiencia y defensa, así como el de legalidad, al mantener una persona privada de su libertad, privándoles sus derechos, fuera de proceso y del marco constitucional,
Lo anterior en consideración a que el artículo 29 constitucional establece los supuestos mediante los cuales “EXCLUSIVAMENTE” el Estado Mexicano puede suspender los derechos humanos, y la figura del arraigo no se encuentra contemplada en esos supuestos, por tanto, contraviene y viola flagrantemente los derechos humanos enunciando con antelación; siendo una ABERRACIÓN JURÍDICA y violatoria de los Tratados Internacionales, seguir manteniendo la figura del arraigo
Lo que solamente demuestra la impotencia e incapacidad de las autoridades para la mantener una efectiva procuración de justicia y una efectiva investigación de los delitos, sin la violación de los derechos humanos, tomando vigencia la frase célebre del Doctor Carranca Rivas que sostiene que “En México, no se investiga para detener sino se detiene para investigar”
Mtro. Eduardo Villalobos Mancilla
————————————————————————————–
ARRAIGO EN MATERIA PENAL. A PARTIR DE LA REFORMA A LA CONSTITUCIÓN POLÍTICA DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS, PUBLICADA EN EL DIARIO OFICIAL DE LA FEDERACIÓN EL 18 DE JUNIO DE 2008, LAS LEGISLATURAS LOCALES CARECEN DE COMPETENCIA PARA LEGISLAR SOBRE AQUELLA FIGURA, AL SER FACULTAD EXCLUSIVA DEL CONGRESO DE LA UNIÓN.
La reforma a los artículos 16 a 22, 73, fracciones XXI y XXIII, 115, fracción VII y 123, apartado B, fracción XIII, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, publicada en el Diario Oficial de la Federación el 18 de junio de 2008, fue trascendente para el sistema de procuración e impartición de justicia en materia penal, pues estableció un nuevo modelo de justicia penal que transformó el sistema mixto en acusatorio u oral; entre otras modalidades, introdujo la figura del arraigo a través de la cual se permite limitar la libertad personal tratándose de delitos de delincuencia organizada, bajo ciertos requisitos que la propia Constitución señala. Es así que a partir de esa fecha el referido artículo 16 reguló constitucionalmente la procedencia del arraigo, reservándola para delitos de delincuencia organizada, respecto de los cuales por disposición expresa del diverso precepto 73, fracción XXI, corresponde legislar en exclusiva al Congreso de la Unión; de ahí que a partir de esa data los Congresos Locales carecen de competencia para legislar en esa materia. PLENO
Acción de inconstitucionalidad 29/2012.
Jurisprudencia 2,006,517

Dejar un comentario