EL AVISO A LA JUNTA DE CONCILIACIÓN POR UNA TERMINACIÓN LABORAL

Cuando termina una relación laboral, existen documentos que tiene la obligación de conservar el patrón para en caso de ser demandado en un juicio laboral, esos documentos están descritos en el artículo 804 de la Ley Federal del Trabajo, que dice: “El patrón tiene obligación de conservar y exhibir en juicio los documentos que a continuación se precisan:

a) Contratos individuales de trabajo;
b) Nómina de personal (firmada por el trabajador);
c) Controles de asistencia, de entrada y salida (firmada por el trabajador);
d) Comprobantes de pago de utilidades, vacaciones, aguinaldos, cuotas de seguridad social (IMSS) así como las primas respectivas, etc.
Pero existe un documento comúnmente llamada AVISO PARAPROCESAL, que es necesario que realice el patrón (particular o empresa) ante la Junta de Conciliación y Arbitraje, el cual lo debe realizar dentro de los 5 días a la terminación laboral, ya sea por causa del trabajador o por la patronal; lo anterior con la finalidad de que, en caso de un juicio laboral, el patrón no esté en desventaja cuando se cuestiona si hubo o no despido injustificado, con lo que se reducen los riesgos a que condenen al patrón
La obligación del AVISO PARAPROCESAL de recesión o terminación laboral, está previsto en los últimos párrafos del artículo 47 de la Ley Federal del Trabajo, que dice:
a) El patrón que despida a un trabajador deberá darle aviso escrito en el que refiera claramente la conducta o conductas que motivan la rescisión y la fecha o fechas en que se cometieron.
b) El aviso deberá entregarse personalmente al trabajador en el momento mismo del despido o bien, comunicarlo a la Junta de Conciliación y Arbitraje competente, dentro de los cinco días hábiles siguientes, en cuyo caso deberá proporcionar el último domicilio que tenga registrado del trabajador a fin de que la autoridad se lo notifique en forma personal.
c) La falta de aviso al trabajador personalmente o por conducto de la Junta, por sí sola determinará la separación no justificada y, en consecuencia, la nulidad del despido.
Ante esta circunstancia, muchos abogados laboristas tienen el criterio de que realizar el AVISO PARAPROCESAL de recesión o terminación laboral, es contra producente o perjudica al patrón o empresa patronal, lo cual ¡es falso!
Ya que, desde el punto de vista de interpretación constitucional, la Suprema Corte de Justicia de la Nación ha expuesto que, el AVISO PARAPROCESAL de rescisión laboral, es para el patrón, un presupuesto procesal de justificación de que el despido no fue injustificado
La Suprema Corte le da UN GRAN VALOR al AVISO PARAPROCESAL de rescisión laboral, que ordena el artículo 47 de la Ley Federal del Trabajo. No contar con dicho requisito pone a la empresa un contingencia o riesgo ya que los trabajadores pueden obtener laudos (sentencias) condenando a grandes cantidades a los patrones por la omisión del aviso de rescisión laboral.
Un ejemplo, si el trabajador gana $10,000 pesos al mes, en caso de demandar y ganar el juicio laboral, sería cuando mínimo por la cantidad de $150,000 pesos, para lo cual se debe considerar las prestaciones (derechos) que se reclaman en la demanda como:
a) Indemnización Constitucional (tres meses de sueldo);
b) Salarios Caídos (un año de salarios caídos);
c) Proporcionales de Aguinaldo;
d) Vacaciones no pagadas;
e) Proporcionales de Vacaciones;
e) Horas extraordinarias (encaso que las demande)
f) Otras prestaciones, etc.
RESUMEN.
El AVISO PARAPROCESAL de terminación laboral, es un requisito indispensable que deben realizar, y el cual debe cubrir ciertos requisitos legales para que sea válido y tenga eficacia en caso de ser demandado en un juicio
QUIEN ELABORA EL AVISO PARAPROCESAL. Dada la complejidad de cuestiones de forma y fondo que se requiere, es necesario que sea un ABOGADO ESPECIALIZADO EN MATERIA LABORAL, esto porque el Aiso Paraprocesal de terminación laboral, no se trata de un simple escrito, sino que son varias actas administrativas circunstanciadas que deben reunir requisitos de ley, además de circunstancias de modo, tiempo y lugar.
TIEMPOS. El AVISO PARAPROCESAL de terminación laboral, se debe presentar a los 5 días hábiles de que terminó la relación laboral;
EJEMPLO COMÚN. Si un trabajador simplemente deja de asistir a trabajar, el patrón tiene la obligación de presentar el AVISO PARAPROCESAL dentro de los 5 días posteriores al cuarto día que ya no asistió.
REQUISITOS. Para elaborar el AVISO PARAPROCESAL, en caso que el parón sea
a) Persona Moral, se requiere copia certificada del poder notarial del mandatario, con mención inserta del acta constitutiva en el poder, en caso de no tener dicha inserción, además del poder, se necesita copia certificada del acta constitutiva; y que firme todas las actas circunstanciadas que integran el Aviso Paraprocesal
b) Persona Física, sólo que firme todas las actas circunstanciadas que integran el Aviso Paraprocesal
Para avalar, lo expuesto se invocan las siguientes JURISPRUDENCIAS de la Suprema Corte de Justicia de la Nación
2a./J. 142/2011
Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta
Novena Época 161131
Tomo XXXIV, Septiembre de 2011, Pag. 1091
Segunda Sala
Jurisprudencia – Laboral
AVISO DE RESCISIÓN DE LA RELACIÓN LABORAL. EL HECHO DE QUE EL TRABAJADOR SE NIEGUE A FIRMAR POR SU RECIBO, OBLIGA AL PATRÓN A AGOTAR EL PROCEDIMIENTO PARAPROCESAL.
El artículo 47 de la Ley Federal del Trabajo prevé que cuando el trabajador se niegue a recibir el aviso de rescisión de la relación laboral, dentro del plazo relativo, el patrón debe hacerlo del conocimiento de la Junta respectiva solicitando su notificación al trabajador; negativa que también se actualiza ante la falta de firma por su recibo, pues no obstante que el precepto no contempla dicha negativa, la firma es una manifestación que entraña conformidad con efectos jurídicos vinculatorios, es decir, constituye la base para tener por cierto el conocimiento por parte del trabajador de dicho aviso, cumpliendo con la finalidad de que sepa de manera cierta la fecha y las causas que motivaron la rescisión de la relación de trabajo y pueda ejercer las acciones que considere pertinentes. Consecuentemente, el hecho de que el trabajador se haya negado a firmar de recibido el referido aviso, obliga al patrón a agotar el procedimiento paraprocesal para su notificación.
CONTRADICCIÓN DE TESIS 140/2011.
———————
2a./J. 68/2001
Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta
Novena Época 188290
Tomo XIV, Diciembre de 2001, Pag. 222
Segunda Sala
Jurisprudencia – Laboral
AVISO DE RESCISIÓN DE LA RELACIÓN LABORAL. CONSTITUYE UN PRESUPUESTO PROCESAL DE LA JUSTIFICACIÓN DEL DESPIDO, QUE DEBE SER ANALIZADO OFICIOSAMENTE POR LA JUNTA DE CONCILIACIÓN Y ARBITRAJE.
Si se toma en consideración, por un lado, que el aviso a que se refiere la parte final del artículo 47 de la Ley Federal del Trabajo es un deber jurídico ineludible del patrón, ya que tiene la finalidad de que el trabajador conozca de manera cierta la fecha y las causas que motivaron la rescisión de la relación laboral y pueda ejercer las acciones que considere pertinentes y por otro, que el incumplimiento de ese deber tiene como consecuencia que opere en su contra la presunción legal de que el despido fue injustificado, es indudable que dicho aviso constituye un presupuesto procesal de la justificación del despido, que debe ser analizado por la Junta de Conciliación y Arbitraje oficiosamente; de aquí que si un trabajador demanda la reinstalación o la indemnización por considerar que fue despedido injustificadamente, y el patrón se excepciona aduciendo que la rescisión de la relación laboral fue justificada, a éste corresponderá demostrar tal hecho, para lo cual es menester que acredite, en principio, que dio el aviso como se indica en el primer numeral citado, de manera que no es indispensable que el actor reclame en su demanda la omisión del patrón de entregar el aviso para que esa cuestión forme parte de la controversia en el juicio natural en términos del artículo 784 de la propia ley, pues basta para considerarlo así que el demandado alegue en su favor la justificación del despido. No obsta a lo antes expuesto el hecho de que conforme a lo dispuesto en el diverso precepto 872 de la ley señalada, el trabajador deba expresar en su demanda los hechos constitutivos de su acción de reinstalación o indemnización basado en un despido injustificado, especificando las circunstancias de tiempo, modo y lugar que le consten y que a su juicio sean demostrativas de su acción, pues esta obligación no puede llevarse al extremo de exigirle que mencione hechos negativos que no tiene por qué saber, ya que los trabajadores, por lo general, carecen de un asesoramiento legal adecuado para la defensa de sus intereses.
Contradicción de tesis 86/2001-SS.
—————–
Tesis: I.6o.T. J/125 (9a.)
Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta
Décima Época 160047
Libro X, Julio de 2012, Tomo 3, Pag. 1545
Tribunales Colegiados de Circuito
Jurisprudencia – Laboral
AVISO DE RESCISIÓN DE LA RELACIÓN LABORAL. SI EL PATRÓN NO DEMOSTRÓ HABERLO ENTREGADO, LAS JUNTAS DE CONCILIACIÓN Y ARBITRAJE NO ESTÁN OBLIGADAS AL ESTUDIO DE LAS CAUSAS QUE LA ORIGINARON.
La parte final del artículo 47 de la Ley Federal del Trabajo impone al patrón la obligación de entregar al trabajador el aviso de rescisión de la relación laboral, expresando la causa o causas que la motivaron; que para el caso de que éste se negare a recibirlo deberá realizarlo por medio de la Junta respectiva; y que de no cumplir con dicho presupuesto procesal se considerará que existió despido injustificado; consecuentemente, cuando el patrón omite dar el aviso, las Juntas de Conciliación y Arbitraje no tienen la obligación de realizar el estudio de fondo de las causales de rescisión aducidas por aquél, precisamente por no haberse satisfecho el presupuesto procesal de la entrega del referido aviso, cuya consecuencia legal impide la demostración de las causas justificadas de la rescisión, lo que es acorde con la jurisprudencia 2a./J. 68/2001 de la Segunda Sala
—————–
2a./J. 95/2007
Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta
Novena Época
172293 6 de 11
Tomo XXV, Mayo de 2007, Pag. 1181
Segunda Sala
Jurisprudencia – Laboral
TRABAJADOR DE CONFIANZA. EL PATRÓN ESTÁ OBLIGADO A DARLE EL AVISO ESCRITO DE LA FECHA Y CAUSA DE LA RESCISIÓN DE LA RELACIÓN LABORAL, POR LO QUE EL INCUMPLIMIENTO DE ESA OBLIGACIÓN, POR SÍ SOLO, TORNA EN INJUSTIFICADO EL DESPIDO.
El segundo párrafo del numeral 185 de la Ley Federal del Trabajo dispone que el trabajador de confianza puede ejercer las acciones previstas en el Capítulo IV del Título Segundo de la propia Ley, en el cual está inmerso el artículo 48, que prevé las relativas a la reinstalación o indemnización a favor del trabajador que considera haber sido objeto de un despido injustificado. Así, para que un trabajador de confianza esté en condiciones de preparar su defensa en forma adecuada y oportuna, es necesario que conozca la fecha y causa por la cual se le rescindió la relación laboral, y para ello debe dársele el aviso respectivo por escrito, pues conforme al artículo 47, el patrón está obligado a darlo a los trabajadores en general, sin distinguir si son o no de confianza, y como donde la ley no distingue no puede hacerlo el juzgador, se concluye que el patrón debe dar al trabajador de confianza el aviso escrito de la fecha y causa de la rescisión de la relación, y si no lo hace, ese solo hecho bastará para considerar injustificado el despido.
Contradicción de tesis 53/2007-SS