¡CUIDADO! HACIENDA (SAT) VIGILA LOS MOVIMIENTOS DE NUESTRAS TARJETAS DE CRÉDITO, CUENTAS DE DÉBITO O CUALQUIER INVERSIÓN FINANCIERA

Servicio de Administracion Tributaria
La figura denominada “discrepancia fiscal” implica que el HACIENDA (SAT) puede comparar los ingresos declarados por cualquier persona común contra los depósitos a cuentas de débito, inversiones financieras y pagos a tarjetas de crédito, si los ingresos que reportas son menores a lo que se deposita, estamos en riesgo de que el SAT puede solicitar que acreditemos la procedencia del dinero que resulte como diferencia.
Si un profesional independiente declara ingresos por $30,000 pesos al mes ante el SAT, pero sus estados de cuenta reportan pagos a tarjetas de crédito por $60,000 pesos al mes, éste podría ser sujeto de investigación del SAT para aclarar de dónde salen los recursos.
Esta figura, conocida como “discrepancia fiscal” permite al SAT tener acceso a los registros bancarios de cualquier persona, ya sea que esté registrada como contribuyente o no; así, el ente fiscalizador tiene derecho a solicitar una aclaración de la procedencia de los recursos con los que pagan las tarjetas de crédito, o los montos que son depositados a cuentas de débito o de inversión.
La autoridad, unilateralmente, no puede determinar que una persona física cae en discrepancia fiscal. Tiene la obligación, en principio de comprobar la supuesta diferencia entre ingresos y egresos; después debe dar a conocer al particular esta diferencia a fin de que pueda aclarar su situación fiscal y además debe, forzosamente, precisar la información en la que se basó y los medios por la cual la obtuvo.
¿El SAT vigila lo que gastamos?
La Procuraduría de la Defensa del Contribuyente (Prodecon) considera que se puede descartar una “fiscalización terrorista” pues no se busca vigilar el uso de la tarjeta de crédito, los depósitos a cuentas de débito o inversiones financieras, sino los montos que se destinan al pago de las mismas.
El SAT no especifica un monto especial sobre el cual se iniciará una investigación, no creemos que esta figura vaya contra la bancarización o contra la clase media.
En México hay más de 23 millones de tarjetas de crédito, 42.9% de estos tarjetahabientes son totaleros, es decir, liquidan el saldo total de su tarjeta mes con mes según los reportes del Banco de México.
¿Qué pasa si el SAT detecta una discrepancia a partir de mi tarjeta de crédito?
Este es el proceso a seguir:
1. El fisco detecta el volumen de las transacciones que se realizan y comprueba la discrepancia entre ingresos y egresos personales, en el caso de que se detecten pagos a tarjetas de personas que no están registradas como contribuyentes, el titular de la línea de crédito deberá comprobar el origen de los recursos con los que efectúa los pagos.
2. El contribuyente deberá recibir una notificación y tendrá 20 días para acreditar la procedencia de los recursos con los que realizó los pagos.
3. Pasados los 20 días, el SAT determinará si la aclaración del contribuyente procede o si se determinará un crédito fiscal por el excedente, que se determinará como ingreso gravable de Impuesto Sobre la Renta (ISR).
Si el SAT determina que la discrepancia procede, el contribuyente aún podrá establecer un juicio específico.
Algunas recomendaciones de la Prodecon ante la posibilidad de una detección de discrepancia:
A. Lleva un control de tus ingresos y asegúrate de poder acreditar su procedencia.
B. En caso de tener tarjetas adicionales para tu familia cerciórate de que se pueda comprobar el origen del dinero con el que se pagará el crédito.
www.juridico-integral.com