Divorcio

Pareja en divorcio

EN LOS JUICIOS DIVORCIOS, PARA LA CONDENA DE ALIMENTOS, SE DEBEN CONSIDERAR LAS CARGAS DOMÉSTICAS, LAS DESVENTAJAS ECONÓMICAS Y LA INCAPACIDAD DE ALGUNO DE LOS CÓNYUGES.

En los juicios de divorcios, el juez puede decretar el pago de alimentos a favor del cónyuge que esté incapacitado para obtener lo necesario para su subsistencia y carezca de bienes inmuebles. Esta obligación cesará cuando
a) El acreedor incapacitado contraiga nuevas nupcias;
b) Se una en concubinato o mantenga una relación de pareja;
c) Recupere la capacidad; o
d) Sobrevenga el nacimiento de un hijo de persona distinta al deudor.
Ahora bien, a fin de respetar el derecho humano de igualdad y no discriminación, este precepto debe interpretarse conforme a los artículos 1 y 4 de la Constitución Federal, de forma tal que en la porción normativa que hace referencia a que el cónyuge solicitante del pago de alimentos “esté incapacitado para obtener lo necesario para su subsistencia”, se entienda:
“…Incluido el supuesto del cónyuge que, por haber asumido en mayor medida que el otro las cargas domésticas y de cuidado, se encuentre en una desventaja económica tal que incida en su capacidad para hacerse de medios suficientes para sufragar sus necesidades y, consecuentemente, le impida el acceso a un nivel de vida adecuado…”
Lo anterior, toda vez que la eventual vulnerabilidad generada durante el matrimonio a partir de determinada división del trabajo, constituye una causa objetiva, real y legítima de necesidad alimentaria que debe ser aliviada, en la medida de lo posible, por quien se benefició directamente de dicho reparto de responsabilidades en la familia, de conformidad con el mandato de igualdad de derechos y equivalencia de responsabilidades de ambos esposos en caso de disolución del vínculo conyugal.

Si requiere Asesoría Legal en trámite de Divorcio, por favor, Contáctenos Aquí