PROTEJA SU PATRIMONIO FAMILIAR

patrimonio_familiar

¿Qué es el patrimonio familiar?

El patrimonio familiar debemos entenderlo como aquel conjunto de bienes inembargables e intrasmisibles destinados para satisfacer las necesidades de la familia. Podemos mencionar entre ellos la casa y los muebles de la misma. Si dentro de la casa existe un tallercito, o una parcela de cuyo trabajo se genere el ingreso familiar, también estos se pueden incluir dentro del patrimonio de la familia.

En esta forma los bienes destinados para contribuir el patrimonio de familia quedan definitivamente vinculados a la satisfacción del bienestar económico familiar y aunque la persona que constituye el patrimonio, no deja de ser el propietario de ellos, en razón de su destino especial, son intangibles a la acción de los acreedores de quien es propietario de ellos y ha constituido ese patrimonio separado. Los miembros del grupo adquieren sólo el derecho a disfrutar de esos bienes, en tanto integran o forman parte del grupo familiar correspondiente.

La finalidad es altruista, de solidaridad familiar que se propone realizar el propietario de esos bienes, con la constitución del patrimonio de familia, justifica plenamente inembargabilidad y la instrasmisibilidad de los bienes con los cuales se ha constituido, y en razón de su objeto y finalidad el legislador estableció dichas características que distinguen esta figura jurídica de nuestro derecho mexicano, pues por encima de los intereses de los acreedores, se encuentra la satisfacción de las necesidades de la familia, como grupo social primario.

¿Para que me sirve registrar el patrimonio de mi familia?

El registrar el patrimonio familiar tiene la función básica de proteger a la familia, de darle la seguridad de que contarán, sin importar las condiciones futuras, de sus bienes indispensables para vivir.
El registro del patrimonio familiar:

— Evita que éste pueda ser embargado en caso de que no se puedan pagar las deudas del padre, de la madre o de algún hijo.

— Evita que las propiedades puedan ser mal vendidas por el padre o la madre.

— Da seguridad a los dependientes (esposa o hijos) de seguir contando con esos bienes registrados en caso de un divorcio.

¿Como registro el patrimonio de mi familia?

Habrá que ayudarse de algún abogado, ya que la solicitud se hace ante un Juzgado o Registro Publico de la Propiedad de su localidad. Se necesita realizar una lista de cada uno de los bienes que se quieran incluir en el patrimonio familiar, y de ser posible, su valor estimado. Esta lista se presenta ante el juez, quien una vez que la aprueba, deberá mandarse al registro público de la propiedad. La ley bajo la cual se regula el patrimonio familiar es diferente en cada estado. Algunos ponen un tope máximo en el valor de la vivienda, o un tope máximo en la suma del valor de los bienes. Asesórese con el abogado de su elección sobre las limitantes que pudiera haber.

¿Una vez registrado el patrimonio familiar, se puede modificar?

Si, ya que puede darse el caso de que se adquieran nuevos bienes y desea agregarlos, o bien que alguno de los bienes registrados ya no sirva y se busque eliminarlo. El trámite siempre será ante un juez.

¿Y si se quiere vender algún bien que está en la lista?

No pueden vender, a menos que se haga una solicitud y se justifique que la venta constituye un claro beneficio para toda la familia.

¿Cual es la vigencia del patrimonio familiar?

Existen diversas causas que la ley establece para extinguir el patrimonio de familia, las cuales son: Cuando sus beneficiarios cesen de tener el derecho a percibir alimentos, cuando dejen de habitar la cauda por mas de un año sin causa justificada, o dejen de trabajar la unidad de producción familiar, cuando se demuestra que su extinción se de gran utilidad para sus miembros o familia, y por causas de utilidad pública que se expropien los bienes que la conformen

Si tengo una deuda y registro mi patrimonio familiar. ¿Ya no me pueden embargar mis bienes?

El registro del patrimonio familiar protege los bienes por deudas posteriores al registro, no contra aquellas deudas que ya se tenían previamente, ya que el patrimonio de familia no se puede hacer en fraude de los derechos de acreedores. Por ello constituirse en patrimonio de familia una vez que exista una deuda determinada, liquida y exigible, se constituiría el delito de fraude, por ello antes de proceder a su constitución se debe analizar a la luz de la Ley si es procedente.

¿ Prescribe el patrimonio de familia ?

El patrimonio de familia se define como una institución de interés público, por el cual se destina uno o más bienes a la protección económica y sostenimiento del hogar y de la familia, cuya existencia está amparada en el artículo 123, fracción XXVIII, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, el cual prevé que las leyes determinarán los bienes que constituyan el patrimonio de familia, los cuales serán inalienables, no podrán sujetarse a gravámenes reales ni a embargos, y serán transmisibles a título de herencia con simplificación de las formalidades de los juicios sucesorios.

Por su parte, el numeral 27, fracción XVII, párrafo tercero, de la propia Constitución, establece que las leyes locales organizarán el patrimonio de familia, determinando los bienes que deben constituirlo, sobre la base de que será inalienable y no estará sujeto a embargo ni a gravamen.

Ahora bien, en acatamiento a lo anterior, los Códigos Civiles locales de los cuales deriva que el patrimonio familiar es un patrimonio de afectación, pues el bien del o los deudores alimentistas (como por ejemplo la casa habitación) queda afectado a fin de dar seguridad jurídica al núcleo familiar y así la familia tenga un lugar donde habitar, intocable para los acreedores de quien lo constituyó, pues no podrán embargarlo ni enajenarlo mientras esté afecto al fin de patrimonio de familia.

Ahora bien, los códigos civiles establecen que sólo pueden prescribirse los bienes y las obligaciones que están en el comercio, salvo las excepciones establecidas en la ley. De ahí que, por mandato constitucional, mientras algún bien constituya el patrimonio de familia y no exista una declaración judicial o notarial que lo extinga, o bien, que esté dentro del caso de excepción de que se expropie, es inalienable, inembargable y no está sujeto a gravamen alguno, es decir, está fuera del comercio, entendiéndose como tal, aquel bien que por su naturaleza o por disposición de la ley no puede poseerse por algún individuo exclusivamente y, por tanto, al no estar dentro del comercio no es susceptible de prescribir.

Así que ya lo sabe, para proteger a usted y su familia contra esos imprevistos del futuro, es una buena idea registrar su patrimonio.

Dejar un comentario